Home Diario de la Historia Charlotte Brontë y Jane Eyre

Charlotte Brontë y Jane Eyre

0

Texto: Diana Montané |3º HIST+PER|@diaja521


Charlotte Bronte (1816-1855) se encontraba atrapada en su tranquila vida de mujer del siglo XIX. Su carácter dormía acunado por las peroratas que le indicaban callar y bordar. Virginia Woolf escribiría sobre Bronte: “la mujer que escribía estas páginas tenía más genio que Jane Austen; se nota la indignación, uno ve que ella nunca conseguirá una expresión total de su genio. Sus libros serán deformes y torcidos. Escribirá con rabia, en lugar de escribir serenamente. Escribirá sobre ella misma en lugar de escribir sobre sus personajes. Está en guerra con su destino. ¿Cómo no morir joven, impedida y frustrada?”.

Se podría decir que sus obras, actuarían de diarios, como una vía de escape similar al bálsamo de la terapia. Pues se observan ciertas semejanzas entre las historias que plasma y su biografía. Villete es un espejo de su enamoramiento no correspondido de un hombre mayor, su profesor belga. El romance se veré registrado en las cartas que recopiló Elisabeth Gaskell. Rachel Foss de la British Library apunta: ” pese a haber sido quemadas, vendidas, cortadas y destruidas, es increíble que estas cartas hayan sobrevivido. Es muy sugestivo y conmovedor ver los puntos de sutura, te da la sensación de que tenían una historia que contar”.

El internado de Jane Eyre está tristemente inspirado por el viento y la muerte que se colaron en su propio colegio de Clergy Daughters. Al filtrarse por las ventanas, se llevaron a sus hermanas por la tuberculosis.

Su hermano acabó sus días sumido en el sopor del alcoholismo y la lacra de la enfermedad que se había llevado a sus hermanas. Recuerda ligeramente al primo de Eyre, John, que terminó sus días de forma parecida.

Fue institutriz como Jane y fracasó en el sueño de su personaje: fundar una escuela para niñas. Y publicó “Jane Eyre”, bajo el pseudónimo de Currer Bell. Sus hermanas, escritoras también, publicaron también bajo seudónimos, aunque con el mismo apellido las tres,  las obras de Anne y “Cumbres Borrascosas”.

Charlotte rechazó a cuatro hombres antes de casarse con Arthur Bell Nicholls, del que las hermanas y ella tomaron el apodo . Un año más tarde en 1855, teniendo la esperanza de una nueva vida en el vientre, abandonó la conciencia y su obra, pues la sombra de la tuberculosis, siempre presente en su vida, se cernió sobre ella.

FUENTES

http://www.abc.es/20120206/cultura-libros/abci-cartas-amor-charlotte-bronte-201202061132.html

Una habitación propia, Virginia Woolf, Alianza editorial, 2007.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar