Home DIGILAB Arte y más Bodas de sangre: Lorca en la capital

Bodas de sangre: Lorca en la capital

Bodas de sangre: Lorca en la capital
0

Texto: Diana Montané |3º HIST+PER|@diaja521

Fotografía de portada: MARCOSGPUNTO


La obra que proporcionó al dramaturgo de tez aceituna, y alma andaluza, el reconocimiento tanto autóctono como allende las fronteras, se representa en el teatro María Guerrero hasta el 10 de diciembre.

Pablo Messiez no busca homenajear a Lorca. El propio poeta granadino decía: “para los poetas y dramaturgos, en vez de homenajes yo organizaría ataques y desafíos en los cuales se nos dijera gallardamente y con verdadera saña: ¿A qué no te atreves a hacer esto?”.

Toda una declaración de intenciones para el director, que se plantea cómo traer el eco del pensamiento lorquiano a una época tan dispar, en la que el amor no genera ríos de sangre, por lo menos físicos. El director argentino, encuentra el sentido de cumplir con el deseo o destinos: “de olvidar todo prejuicio y de poder establecer un diálogo entre esos textos y el presente de nuestros cuerpos, encontrar ahí el sentido, en nuestros sentidos, encarnando esas palabras. Porque cuando las cosas llegan a los centros, no hay quien los arranque”.

El toque gitano y andaluz, poético, que no étnico, permanece intacto, ecléctico con el choque de la modernidad. Los acordes eléctricos se mezclan con el flamenco en la boda, que desde un principio se aprecia como una crónica de muerte anunciada, desde que la madre (Gloria Muñoz) siente como una bala le atraviesa la cabeza cuando escucha el nombre de la novia (Carlota Gaviño).

Como en toda tragedia, no faltó el toque de humor, que se alternaba entre los invitados de la boda (Fernando Delgado-Hierro, Juan Ceacero), que se mezclaron sensualmente con las invitadas (Pilar Bergés)la criada (Estefanía de los Santos), el padre (Carmen León), y la vecina (Pilar Gómez).

La voz de Guadalupe Álvarez Luchía se desgarra en el vals de amor del casamiento, se suaviza en la nana al bebé y se pierde en la melancolía de la muerte.

La escenografía, de la mano de Elisa Sanz, es un elemento de impacto, incapaz de dejar indiferente y actúa como otro personaje más. Pues como declama la Luna (Claudia Faci) disfrazada de muerte, los espectadores no deben ir al teatro solo a divertirse y entretenerse, sino que se tienen que encontrarse en las historias y en los personajes que se abren como flores, aunque marchitas. La iluminación de Paloma Parra también es un elemento vivo, que acompaña cada movimiento de los protagonistas.

El triángulo amoroso se desarrolla tras los cuerpos  y almas de la novia, el novio (Julián Ortega) y un despechado Leonardo (Francesco Carril) cuyas idas y venidas se aprecian metafóricamente con el trote del caballo.

Pero, ¿a quién podríamos culpar del fogonazo de la muerte, que ciega y nubla la coherencia? ¿Quizá al novio por no haber sabido perdonar la marcha de su recién contraída esposa?¿A Leonardo, por no haber sabido olvidar a su antigua amada? ¿A la novia por haberse fugado con otro el día de la boda? ¿A la madre por no haber impedido la partida de su único vínculo con la vida? ¿A quién vamos a culpar, si la culpa es de la tierra?

FUENTES :

http://cdn.mcu.es/espectaculo/bodas-de-sangre-2/

"Bodas de sangre"

"Pretendo que la obra dialogue con el presente pero con su propia lógica poética", Pablo Messiez sobre #BodasDeSangre, estreno hoy. http://cdn.mcu.es/espectaculo/bodas-de-sangre-2/

Publicado por CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL en Miércoles, 18 de octubre de 2017

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar